Si tienes un emprendimiento y quieres formalizar tu trabajo, en Salto Emprende podemos asesorarte al respecto, para que sepas qué pasos debes seguir, cuáles son los beneficios de hacerlo y cuál es la modalidad que más te conviene. Sólo debes de llamarnos al 473 29898 int. 175 y solicitar una entrevista.

De todas formas, compartimos contigo esta información sobre este tema tan importante.

¿Qué significa formalizar?

Formalizar una empresa significa acreditarla ante distintas organizaciones estatales que se encargan del control y recaudación de los impuestos, a la vez que implica conseguir identidad jurídica ante el estado, asumiendo derechos y obligaciones ante el mismo.

Una empresa legalizada muestra identidad y seriedad al momento de hacer negocios; así como también refleja responsabilidad y confianza con todos sus clientes y trabajadores.

¿mo puedes formalizar tu emprendimiento?

En Uruguay los emprendimientos pueden adoptar distintas formas jurídicas y luego optar por distintos regímenes de aportación según mis capacidades y mis necesidades. En función a la elección de la forma jurídica y régimen de aportación, el emprendimiento tendrá consecuencias a nivel jurídico, con respecto a las normas que regulan el ejercicio de determinadas actividades.

Forma jurídica

Atendiendo a la titularidad de la empresa y la responsabilidad legal de sus propietarios. Podemos distinguir:

  • Empresas individuales: si sólo pertenece a una persona. Es la forma más sencilla de establecer un negocio y suelen ser empresas pequeñas o de carácter familiar.
  • Empresas societarias o sociedades: constituidas por dos o más personas. Dentro de esta clasificación están: la sociedad de hecho, la sociedad anónima, la sociedad colectiva, la sociedad comanditaria, la sociedad de responsabilidad limitada y la sociedad por acciones simplificada SAS.
  • Las cooperativas u otras organizaciones de economía social.

Siguiendo con lo anterior, las diferentes formas jurídicas que puede adoptar un emprendimiento son:

  • Unipersonales
  • Sociedades de Hecho
  • SRL
  • SA
  • Cooperativas
  • Otras
  1. La empresa unipersonal se caracteriza por poseer un único propietario, pudiendo contratar varios dependientes y adoptar el régimen tributario que considere más ventajoso. La inscripción de la misma se realiza conjuntamente en BPS y DGI, y luego en el MTSS.

    Como ventaja cabe aclarar que es de las que tiene más bajo costo de constitución, siendo estos los gastos propios del trámite ante BPS y DGI (timbres profesionales). Asimismo, el trámite es rápido y sencillo.

    Como debilidad se resalta que el propietario debe responder ante una eventual deuda con su propio patrimonio, debido a que en este tipo de empresas el patrimonio de la misma y el del propietario se mezclan, es decir, no están separados.

  2. Las sociedades de hecho se constituyen a partir de dos personas que deciden asociarse cuyo vínculo se traducirá en acuerdos de funcionamiento no formales. Es decir, se conforma por personas que tienen un fin en común pero sin formalizar en un contrato social. Pueden tributar cualquier régimen impositivo y contratar un número ilimitado de dependientes. Los costos de constitución son bajos, y no tienen todos los requisitos formales de otras empresas como ser la SRL y la SA.

  3. Las sociedades de responsabilidad limitada se forman por dos o más personas que deciden asociarse, y cuyo vínculo se formaliza en un contrato social. El mismo deberá inscribirse en el Registro Público de Comercio.

    Presenta como ventaja principal que la responsabilidad financiera se limita al patrimonio social; es decir, la responsabilidad se limita al aporte efectuado por el socio. El capital se divide en cuotas; las mismas pueden cederse.

    Como desventaja, tienen un costo más alto de constitución que los tipos de empresas antes mencionados. Además que en su gestión implica llevar más control sobre ciertas acciones.

  4. Las sociedades anónimas se constituyen por accionistas, quienes poseen una o varias acciones. Esto se debe a que el capital de estas sociedades se divide en acciones que tienen un valor y que pueden representarse en títulos negociables. Este tipo de sociedades están administradas por Directorios que son nombrados por los accionistas. Se formalizan en un contrato social que debe inscribirse en el Registro Público de Comercio.

    La responsabilidad de los accionistas se limita a la integración.

    Se requiere capital inicial para su inscripción y funcionamiento.

    La inscripción es más costosa y más extendida que otras empresas, teniendo que realizar trámites ante DGI, BPS, MTSS, AIN, RPGC, y publicaciones en diarios. Existe la posibilidad de adquirir una sociedad pre constituida.

Cabe aclarar que los socios de cualquier sociedad (no incluye las unipersonales), no tienen derecho a la cobertura de salud por el SNIS.

Régimen de aportación

DGI brinda a las empresas distintas opciones de tributación, los cuales en algunos casos están sujetos a la forma jurídica antes mencionados.

Los regímenes de tributación asociados a emprendimientos productivos son

  1. Monotributo

  2. Pequeña Empresa

  3. Régimen General

  4. Servicios Personales

¿Dónde debes realizar los trámites?

Todos los trámites para la apertura de una empresa, se deben realizar en los locales de DGI. Luego de obtener el alta en dicha institución, debo realizar los trámites en las distintas instituciones, según la forma jurídica que haya adoptado.

Existe, dentro de DGI, EMPRESA EN EL DÍA, organismo que permite realizar todos los tramites en un solo lugar. Existen casos en los cuales no se puede realizar la inscripción y apertura desde este lugar, pero cada caso es evaluado por los funcionarios. Es una forma de simplificar los trámites, y garantizar que se cumplan todos los pasos para la apertura de la empresa.